Declaracion complementaria del IRPF.

Si te has equivocado al presentar tu declaración de la renta y no has pagado a Hacienda todo lo que debías, o te han devuelto más de lo que te corresponde, puedes solucionarlo presentando una declaración complementaria del IRPF. Otro supuesto que motiva la presentación de una declaración complementaria, por ejemplo, es el pago con retraso de salarios (te pagaron en 2014 lo que debían haberte abonado en 2013).

Realizar una declaración complementaria del IRPF es bastante más sencillo de lo que parece. Debemos utilizar el programa padre de la declaración de la renta. Como seguramente tendremos guardada la declaración de la renta presentada, nos iremos directamente a las casillas 121 y siguientes del apartado “Declaración complementaria IRPF”, del propio impreso.

El plazo para presentar la complementaria coincide con el de la campaña de la renta, es decir, se inicia en Abril y finaliza a finales de Junio. En el ejemplo sobre los salarios atrasados, deberás presentar tu declaración en la campaña de la renta 2015, correspondiente al ejercicio fiscal 2014.

Si el error en tu declaración consiste en que se te olvidó deducirte algo, no debes utilizar la declaración complementaria. Esta declaración sólo se utiliza cuando el contribuyente se ha equivocado a su favor y en contra de Hacienda. Para estos casos, deberás utilizar un modelo de escrito en el que describirás los hechos y solicitarás la devolución de ese importe que no incluiste en la renta, aportando la declaración de la renta y los documentos que justifiquen que te corresponde esa mayor devolución.