Mínimo para hacer la declaración de la renta 2014.

Según la normativa del impuesto de la renta, deben presentar declaración todos aquellos contribuyentes que residan en territorio español más de 183 días al año y que hayan obtenido rentas. Esa es la norma general, pero se marcan unos mínimos por debajo de los cuales no es necesario hacer la declaración de la renta.

Los mínimos se van fijando por tipo de ingresos. Centrándonos en las rentas del trabajo, el mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 está situado, como en años anteriores, en 22.000 euros anuales, siempre y cuando procedan de un solo pagador, es decir, de un solo trabajo.

En caso de que hayamos tenido dos o más trabajos, simultáneos o no, el mínimo se reduce a 11.200, pero sólo en el caso de que por el segundo y siguientes trabajos hayamos recibido más de 1.500 euros. Excepción a esta regla de los dos pagadores es la de aquellos que solo tuvieron un trabajo, pero no se practicaron retenciones por impuestos de la renta en la nómina, caso raro, pero posible. En este caso, aunque sólo exista un pagador, el mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 no es de 22.000 euros, sino de 11.200.

Hay que decir que estas cantidades son brutas, es decir, no se descuenta para calcular el mínimo, ni las cuotas a la Seguridad Social ni las retenciones de IRPF que nos aplican en la nómina.

Por otro lado, para saber si llegamos al mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 debemos tener en cuenta, no sólo los ingresos del trabajo, sino también las prestaciones por desempleo, las pensiones de jubilación o incapacidad, por ejemplo.