Mínimo para hacer la declaración de la renta 2016

De cara a la próxima campaña de la declaración de la renta 2017, correspondiente al ejercicio fiscal 2016, y que dará su pistoletazo de salida el próximo día 5 de abril, es conveniente que repasemos quién está obligado a hacer la declaración de la renta. Con carácter general el importe mínimo para hacer la declaración de la renta 2016 está fijado en 22.000 euros por rendimientos del trabajo procedentes de un solo pagador.

Eso quiere decir si durante el año 2016 hemos trabajado en una única empresa y hemos percibido menos de 22.000 euros brutos anuales, no estaremos obligados a hacer el IRPF. Ahora bien, este mínimo para hacer la declaración se rebaja en caso de que hayamos tenido dos o más pagadores, siempre y cuando del segundo y sucesivos hayamos percibido al menos 1.500 euros. En este caso el límite baja a 12.000 euros.

Se consideran rendimientos del trabajo de cara a calcular el mínimo para hacer la renta, además de los sueldos, las pensiones de jubilación, las compensatorias entre cónyuges procedentes de una separación o divorcio y prestaciones por desempleo y ayudas del SEPE, entre otras.

Hasta aquí por lo que respecta a los rendimientos del trabajo. Si hemos obtenido ingresos procedentes del capital mobiliario (el caso más habitual es el de los intereses de nuestras cuentas corrientes o de ahorro) por importe superior a 1.600 euros, tendremos que hacer la declaración de la renta igualmente. No importa que no hayamos llegado al mínimo en los rendimientos del trabajo.

Otros supuestos menos habituales que también tienen un límite y que pueden obligarnos a hacer la declaración de IRPF, son los rendimientos de letras del tesoro, las ayudas que nos hayan podido dar para compra de vivienda de VPO o de precio tasado, o los ingresos procedentes de actividades económicas o empresariales. En todos estos casos, el límite para hacer la declaración es de tan sólo 1.000 euros.