Simulador del IRPF

Todos los años, a finales de diciembre, la Agencia Tributaria habilita en su web un simulador del IRPF para que los contribuyentes puedan planificar su impuesto de la renta y hacer operaciones, inversiones y deducciones que le ayuden a rebajar la cuota del impuesto.

Para poder trabajar con el simulador del IRPF de la Agencia Tributaria, debemos tener a mano todos los datos fiscales del año. Eso supone que debemos tener todas las nóminas, los extractos de las cuentas corrientes, los IBIS, etc para poder introducir los datos lo más reales posibles y que el cálculo final se aproxime al definitivo de la renta del año siguiente.

Hay que tener en cuenta que los tipos de gravamen que aplica el simulador de IRPF son los vigentes en el año que termina, por lo que es posible que el resultado no sea el mismo que el de nuestra declaración de la renta, si el Gobierno sube los tipos, pero nos puede dar una idea de cómo nos saldrá nuestra declaración.

En las distintas pantallas del simulador de la renta tendremos que ir informando, paso a paso, los datos personales, rendimientos del trabajo, del capital mobiliario y todos los demás que debamos declarar. Una vez introducidos todos los datos, el programa hace un cálculo del IRPF y nos indica el importe a pagar o a devolver.

Utilizar el simulador del IRPF es una tarea laboriosa, pero puede ayudarnos a planificar nuestra declaración y realizar por ejemplo amortizaciones anticipadas de nuestra hipoteca para reducir nuestra base imponible.