Deducciones por alquiler en la renta 2014.

A pesar de los recortes y del endurecimiento en los tipos impositivos y en la fiscalidad del impuesto de la renta, se podrán seguir practicando las deducciones por alquiler en la renta 2014. Salvo cambios imprevistos de última hora, no parece que las deducciones por alquiler vayan a sufrir variaciones respecto al tratamiento de años anteriores.

Así, las deducciones por alquiler en la renta 2014 que puede consignar el inquilino, siguen estando vinculadas a sus ingresos, de manera que quienes tengan una base imponible superior a 24.107,20 euros no podrán desgravar el alquiler en la renta. Si su base imponible se

encuentra entre los 17.707,20 euros y los 24.107,20 tendrán que realizar un cálculo para saber cuánto se pueden desgravar. Sólo aquellos que estén por debajo de los 17.707,20 euros podrán deducirse el 10,05% de la renta pagada con un límite de 9.040 euros.

En cuanto a las deducciones por alquiler en la renta 2014 de las que puede beneficiarse el propietario, dependen igualmente de la edad (30 o 35 dependiendo de cuándo se celebrara el contrato de arrendamiento) y los ingresos del inquilino, además de poder desgravar del alquiler, gastos de impuestos, seguros, reparaciones, servicios de administración y vigilancia e intereses procedentes de la financiación, entre otros.