Desgravar la hipoteca en la declaración de la renta.

La mayoría de nosotros hemos comprado nuestra vivienda habitual gracias al préstamo hipotecario que nos ha concedido algún banco o financiera. A la hora de ajustar cuentas con Hacienda, podemos inclinar un poco la balanza a nuestro favor, gracias a la posibilidad de desgravar la hipoteca en la declaración de la renta.

Para poder aplicar la desgravación por vivienda tenemos que haber comprado nuestra vivienda antes del 31 de Diciembre de 2012. Si es nuestro caso, tendremos que rellenar las casillas correspondientes del Anexo A1 de la declaración de la renta, donde debemos indicar fecha de compra, número completo de cuenta del préstamo hipotecario y el porcentaje del préstamo que hemos destinado a la compra de la vivienda.

Nos podremos deducir el 15% de las cantidades invertidas, que se componen de capital e intereses, y todos aquellos gastos que hayan sido necesarios para la concesión del préstamo hipotecario. En la mayoría de los casos nos obligan no sólo a contratar un seguro de hogar, sino también de vida. Podremos desgravar el importe pagado por estos dos conceptos. El límite de la desgravación por vivienda habitual está en 9.040 euros. No debemos preocuparnos por los cálculos, ya que el programa padre lo hará por nosotros.

Esta deducción es una de las más importantes que contempla el impuesto y ayuda bastante a disminuir el importe a pagar o a que la declaración de la renta nos salga a devolver. Es aconsejable realizar un cálculo de la declaración de la renta, antes de que acabe cada año impositivo, utilizando sobre todo el simulador de la Renta que la Agencia Tributaria suele habilitar en Diciembre, y o el programa padre del año anterior, y a la vista del resultado realizar, si nos lo podemos permitir, una amortización parcial anticipada del préstamo sin pasarnos del límite que establece la ley.

Hay que tener en cuenta que utilizar el programa padre entraña ciertos riesgos, puesto que, evidentemente, no tendrá recogidas las modificaciones que se puedan introducir en la normativa del impuesto a través de la Ley de Presupuesto o cualquier otra norma.

Quienes compraron a partir de 1 de Enero de 2013 no gozarán de la desgravación por vivienda habitual en la declaración de la renta 2014, puesto que el Gobierno suprimió esta posibilidad. Sólo en el caso de viviendas compradas antes de fin de 2012 que estén en construcción, los contribuyentes practicarse la deducción por compra de primera vivivenda en la declaración de la renta.