Pensión alimenticia en el IRPF.

La pensión alimenticia es aquella que paga el cónyuge que no tiene a cargo la guarda y custodia de los hijos, para sufragar parte de los gastos corrientes de los niños, tales como comida, vestuario, colegio, libros, etc. Al igual que la pensión compensatoria, existe un tratamiento especial para la pensión alimenticia en el IRPF, que favorece sobre todo al cónyuge que la cobra (perceptor).

Tratamiento de la pensión alimenticia en el IRPF.

Desde el punto de vista del cónyuge que paga la pensión (cónyuge pagador), y a diferencia de lo que ocurre con la pensión compensatoria, éste no puede deducirse esa cantidad, pero le aplicarán un tipo de gravamen del 2%. Para ello, hay que hacer constar el importe pagado en la casilla 688 de la declaración de la renta.

En cuanto al cónyuge perceptor, el tratamiento es completamente diferente al que se da a la pensión compensatoria. En este caso no hay que declarar la pensión alimenticia en el IRPF como ingreso.

Si se pagara la pensión por alimentos a familiares distintos de los hijos, el tratamiento de esta pensión alimenticia en el IRPF tanto para perceptor como para receptor es exactamente el mismo que el de la pensión compensatoria.

Dada la especialidad que tiene la pensión alimenticia en el IRPF para el pagador, lo mejor, cuando se vaya a realizar la declaración de la renta, es utilizar el programa padre para que realice los cálculos sin miedo a equivocación.