¿Quién está obligado a hacer la declaración de la renta 2017?.

En algo más de tres meses se inicia la campaña de la renta y un número importante de contribuyentes tendremos que pasar por el trance de hacer la declaración. Sólo los contribuyentes con menos ingresos quedarán exentos de presentar el impuesto. Pero, ¿quién está obligado a hacer la declaración de la renta 2017?.

Por lo que a las rentas del trabajo se refiere, no están obligados a hacer la declaración todos aquellos contribuyentes cuyos rendimientos íntegros o brutos del trabajo no superen los 22.000 euros si proceden de un único pagador.

No olvidemos, que se consideran rendimientos del trabajo, las prestaciones por desempleo, las pensiones de jubilación y las pensiones compensatorias que se paguen a uno de los cónyuges como resultado de una separación o divorcio.

Otro supuesto a tener en cuenta es el de los trabajadores que percibieron renta de dos empleos o más, o cobraron prestación por desempleo o cualquier otra pensión. Así deben presentar la declaración de IRPF 2017 aquellos contribuyentes que tuvieron dos o más pagadores el año pasado, siempre y cuando el segundo pagador o la suma del segundo y posteriores supere los 1.500 euros. Para estos supuestos el importe por el que nace la obligación de “pasar por caja” es de 12.000 euros. Si no llegamos a los 1.500 euros, nuestro límite seguirá siendo 22.000 euros.

Hay que matizar que el criterio del orden de los pagadores es por cuantía, es decir, el primer pagador no será el del primer trabajo que tuviste en el año sino por el que más rendimientos obtuviste.

Es importante saber que los mínimos que fija la Agencia Tributaria a partir de los cuales tenemos obligación de hacer la declaración de la renta 2017 no se amplían por el hecho de que hagamos declaración conjunta. Son los mismos, con independencia del tipo de declaración.

Otros importes mínimos a partir de los cuales debemos presentar declaración son los relativos a las rentas del capital mobiliario, que se sitúa en 1.600 euros (si hemos conseguido tener dinero que nos genera esa cantidad de intereses, nuestro menor problema será presentar la renta), o las rentas del capital inmobiliario y ayudas por viviendas de protección oficial, que está fijado en 1.000 euros.

Y por último, un consejo: aunque no estamos obligados por ley a presentar la declaración, es conveniente acceder a Renta Web y comprobar si nos saldría a devolver. En función del resultado obtenido, la presentaremos o no. Acceder a la aplicación y consultar o modificar nuestros datos no implica que estemos obligados a presentar la declaración, puesto que si por ley no llegamos al mínimo para declarar no nos podrán exigir que la presentemos. Así que podemos trabajar con nuestros datos en Renta Web con total libertad.